esarzh-TWenfrdeiwitjaptrutr

Revelan discusión de Margaret Thatcher con canciller por Malvinas.

"Nos acusó en el Foreing Office de querer regalar posesiones británicas", dijo en una biografía sobre la líder un ex canciller, que había propuesto devolver el archipiélago a la Argentina.

Un nuevo libro sobre la polémica ex primera ministra británica Margaret Thatcher revela nuevos detalles de la opinión de la líder conservadora respecto del conflicto en Malvinas con la Argentina desde que asumió al poder, el 4 de mayo de 1979.

En el año de la muerte de la líder conservadora, el ex secretario del gobierno de la "Dama de Hierro" Jonathan Aitken escribió Margaret Thatcher: Power and Personality (Margaret Thatcher: Poder y personalidad), que será publicado en ese país el próximo 24 de octubre, donde cuenta una pelea de la primera ministra con su canciller, que le ofreció un plan para entregar la soberanía de las Islas Malvinas a la Argentina, similar al que Gran Bretaña había pautado con China por el enclave colonial de Hong Kong.

Aitken cuenta que tres semanas después de haber asumido, Thatcher, por entonces de 54 años, se reunió en su residencia oficial de Chequers, al norte de Londres, con funcionarios del Foreign Office, entre ellos el ministro de Exteriores Peter Carrington y el diplomático Willie Whitelaw.

Según el autor de la biografía, el ministro británico reiteró que estaba a favor de un plan de entrega de la soberanía de las Malvinas a la Argentina, del mismo modo que Londres negociaba con China la soberanía de Hong Kong.

"Thatcher reaccionó furiosa a la propuesta, acusando a los diplomáticos de ser todos blandos", describió Aitken, que fue parlamentario conservador durante 24 años.

Carrington, que renunció como canciller luego del desembarco argentino a las Malvinas en abril de 1982, reveló a Aitken que Thatcher "bloqueó" todos los esfuerzos del diplomático y de su segundo, Nicholas Ridley, para llegar a un acuerdo con Buenos Aires.

"Ella tomó la palabra y no dejó de hablar, acusándonos en el Foreing Office de querer regalar posesiones británicas", contó el ex canciller en una entrevista con Aitken.

Siempre según esa versión, el esposo de la mandataria, Dennis Thatcher, "enfrió la situación", al decirle a su esposa: "Creo que estás siendo algo extravagante, querida".

Sin embargo y a pesar de las acusaciones de Thatcher, Carrington persistió en sus esfuerzos por hallar una solución, y le escribió oficialmente días después a la "Dama de Hierro" reiterándole que la mejor solución era "una forma de subarrendo" de las Malvinas a la Argentina.

El hecho ocurrió tres años antes de la Guerra de Malvinas, de 1982, cuando la Argentina y Gran Bretaña se enfrentaron en un conflicto bélico de 74 días por la soberanía del archipiélago del Atlántico Sur, que tuvo como saldo la muerte de 649 militares argentinos, 255 británicos y 3 civiles isleños.

Fuente: LaNacion.com