esarzh-TWenfrdeiwitjaptrutr

RECORDANDO UNA DEUDA HISTORICA!

UN SERIO PROBLEMA AL QUE LA GESTIÓN KIRCHNERISTA NI LOS GOBIERNOS PROVINCIALES DE TURNO HAN PRESTADO INTERÉS EN RESOLVER. 
MIENTRAS TANTO, TIERRA DEL FUEGO SIGUE AISLADA DEL RESTO DEL PAÍS. 
 
EN MATERIA DE GRANDES PUENTES, LA INGENIERIA CIVIL DIJO PRESENTE EN TODO EL MUNDO.
 
El piquete chileno que impidió el paso de los vehículos desde y hacia la isla Grande de Tierra del Fuego puso de manifiesto una grave falencia estratégica del país, debida a una inexplicable demora en concretar un proyecto de infraestructura.
 
Meses atrás, una protesta de los habitantes de la región chilena de Magallanes, provocado por un aumento del precio del gas en esa región, provocó que, piquetes mediante, se cortara la comunicación por vía terrestre desde el continente hacia la isla de Tierra del Fuego y viceversa.
 
Es decir, que una medida de fuerza local en territorio chileno, dejó al territorio insular argentino aislado y sin poder salir ni entrar con vehículos terrestres.
 
El problema de la comunicación por vía terrestre con la Provincia de Tierra del Fuego es sumamente grave y condiciona seriamente al transporte y la logística del país, dejando en manos extranjeras la potestad de permitir o no la circulación de personas y cargas dentro del territorio nacional.
 
Es así, que todo vehículo que circula desde y hacia Tierra del Fuego debe cruzar la frontera con Chile, debiendo efectuar los trámites aduaneros y de migraciones correspondientes, además de abonar los servicios de balsas y aceptar la infraestructura e impuestos, sin posibilidades de reclamos.
 
El estudio de la posibilidad de crear los medios necesarios para evitar esta grave servidumbre en el transporte nacional no es nuevo y viene demorado por lo menos desde hace cuarenta años e inexplicablemente sigue en los cajones de las autoridades que deberían impulsarlo.
 RECORRIDO PARA PASAR DE TIERRA DEL FUEGO A SANTA CRUZ
 
Uno de los damnificados por el corte en el paso chileno cuenta con crudeza:
 
“Paso terrestre fluvial a Tierra del Fuego: fui uno de los miles de perjudicados por una protesta de trabajadores chilenos que impidió el paso desde la Provincia de Santa Cruz a la de Tierra del Fuego. Aunque parezca mentira, en pleno Siglo XXI y con casi 8 años de gobierno nacional kirchnerista y décadas de gobernación del kirchnerato en Santa Cruz, aún no se resolvió una muy perniciosa concesión que mantiene en vilo a los residentes y visitantes del sur de nuestro país:
 
“Para poder cruzar el estrecho de Magallanes se deben contratar los servicios de una barcaza de bandera chilena que demanda 25 dólares per capita e insume una media hora de travesía, siempre que el tiempo lo permita. Posteriormente, ya en territorio continental, deben transitarse unos 58 km de carretera chilena hasta conectar con la ruta 3 argentina, en Monte Aymond, desde donde habrá que hacer otros 54 km hasta Río Gallegos, previo revisión de aduana y migraciones. “
 
“Deben cruzarse cuatro controles fronterizos para poder ir de una provincia argentina a otra. Ya en el año 2000 caducó la concesión otorgada a Chile para manejar tan estratégico cruce, pero la desidia, inoperancia y connivencia de las autoridades argentinas lo siguen tolerando. Esta es otra más de las contradicciones que motivan este artículo.”
 
 
“Todo un Tema geopolitico, a lo cual los dirigentes ignoran por su mediocridad e ineficiencia y etc. etc. sepan imaginar los miles de adjetivos que les quieran dar............”
 
 
 
 
 
ANTECEDENTES
 
En 1972, por Decreto Nº 2985 del Poder Ejecutivo Nacional se crea una Comisión Especial dentro del ámbito del Ministerio del Interior de la Nación, a fin de estudiar la conexión entre Santa Cruz y Tierra del Fuego. Esta Comisión descarta otro medio de transporte que no sean los buques portarodantes, más conocidos como “roll-on, roll-off” o “RoRo”.
 
La Comisión propone realizar una serie de estudios para determinar la factibilidad de construir instalaciones portuarias en una área que, como límite norte cita a Rio Gallegos y como límite sur a Bahía San Sebastián en la Isla Grande de Tierra del Fuego.
 
 
En el año 1973 mediante Resolución Nº 743 del Ministerio de Economía de la Nación, se crea una Comisión destinada al estudio de integración entre Santa Cruz y Tierra del Fuego que estaba conformada entre otros por el Contralmirante Padilla a la sazón Gobernador del Territorio Nacional de Tierra del Fuego.
 
El estudio se canaliza a través de la Dirección de Transporte y en el mismo se analiza la utilización de sistema de “overcraft”, barco que navega sobre un colchón de aire, y otros medios. En ese momento se concluye que la solución debía pasar por el uso de de buques “roll on roll off” y un puente aéreo entre Río Gallegos y Río Grande. También sostiene la comisión, que para no construir puertos en la boca del estrecho, -por los inconvenientes técnicos y económicos-, sería preferible usar los futuros Puertos de Punta Loyola y San Sebastián.
 
TRANSBORDADORA CHILENA PARA CRUZAR EL ESTRECHO DE MAGALLANES
 
Tengamos en cuenta que los puntos argentinos más cercanos para unir el continente con la Isla son la Punta Dungeness en Santa Cruz y Cabo Espíritu Santo en Tierra del Fuego, cuya separación es de 46 km.
 
Una de las alternativas que se manejó dentro la citada Comisión fue también la de la construcción de un puente que cruzara la boca del Estrecho, desafiando a lo que serían años más tarde los logros de ingeniería civil en los países desarrollados.
 
En base a todos estos antecedentes en 1976 se inicia un estudio por parte de La Dirección General de Investigación y Desarrollo, por orden de la Dirección de Construcciones Portuarias y Vías Navegables, para analizar la factibilidad de la construcción de una terminal en Punta Loyola y otra en San Sebastián que satisficieran los requisitos.
 
En noviembre de 1981 se creó el Ente de Unión Territorial, concretado en una reunión de gobernadores patagónicos realizado en la localidad de El Calafate.
 
En esa oportunidad se dijo que la unión marítima entre Santa Cruz y Tierra del Fuego es una vieja aspiración de integración entre la parte continental de la Patagonia Austral y la isla de Tierra del Fuego.
 
De esta forma se perseguían dos objetivos bien definidos: reafirmar la presencia en la boca del estrecho de Magallanes y evitar la dependencia de tener que atravesar Chile para poder ir de nuestro territorio continental a nuestro territorio insular.
 
El 22 de febrero de 1982 se finaliza la integración de la comisión de trabajo, incluyendo importantes organismos como el Servicio de Hidrografía Naval, pero ante el estallido de la guerra de Malvinas, queda todo en la nada.
 
Como dato económico hay un estudio sobre la construcción de dos puertos de operación Punta Dungeness y Espíritu Santo que en al año 1981 implicaba un costo 200 millones de dólares considerando también en ese monto la compra de un trasbordador.
 
EL DIA DE HOY
Lamentablemente la decisión de hacer algo se fue postergando inexplicablemente a través de muchos años, no obstante la fractura estratégica que por esa falencia presenta el territorio argentino.
 
La situación actual es que para poder unir por tierra el territorio continental argentino con la Isla de Tierra del Fuego debamos hacerlo por territorio chileno, siendo controlados por las autoridades aduaneras y migratorias de Chile y con los servicios de balsas que ellos proveen, con los horarios que ellos disponen y a los precios que creen convenientes.
 
Tampoco se propone una determinada solución particular, ya que las hay y de lo más variadas. Lo que no parece admitir más dilaciones, es la solución de un problema de larga data y que tiene estudios realizados y posibilidades técnicas de concretarse.
 
Mientras la Argentina sigue discutiendo o simplemente “cajonea” proyectos como este, Chile por su parte desde hace mas de 30 años une por el Pacifico a las localidades de Puerto Montt y Puerto Natales, en tres días de navegación en ferrys, para evitar circular con vehículos por territorio argentino. Todo un record técnico, al ser el trayecto más largo del mundo cubierto por este tipo de embarcaciones, un verdadero ejemplo de tenacidad y de querer hacer las cosas.
 
Ahora a raíz del piquete chileno por el alza del costo del gas local en la región de Magallanes, un problema interno de Chile en el que Argentina nada tiene que ver, el tráfico argentino de turistas, personas en viajes de negocios, mercaderías y todo tipo de efectos que se trasporta por vía terrestre hacia y desde la Isla de Tierra del Fuego quedaron paralizados, debiendo sufrir esperas interminables.
 
PASO FRONTERIZO SAN SEBASTIÁN, EL PRIMER OBSTÁCULO
 
MIENTRAS TANTO...
 
La Gobernadora de Tierra del Fuego Fabiana Ríos, confirmó que su gestión no presentó ningún proyecto tendiente a solucionar definitivamente el problema. Mientras que la Diputada fueguina Liliana “Chispita” Fadul, declaró estar “trabajando en un proyecto para lograr una solución de fondo” y que su plan “apunta a la realización de una importante obra, de soberanía principalmente”.
 
La representante fueguina se comprometió a plantear el tema en el seno del Gobierno de la Nación para que se evalúe la factibilidad de la obra que pretende comunicación argentina sin tener que pasar por territorio chileno.
 
La idea es erigir un viaducto (obra a modo de puente) vial o ferroviario extendiendo la Ruta 40 hasta Yehuin. Sin embargo, el proyecto está siendo confeccionado y el equipo de trabajo de la Diputada está en plena tarea investigativa. Otra de las alternativas que se baraja es una ruta binacional con autoridades argentinas y chilenas y que se rija por legislación específica. 
 
Si pensamos en un viaducto entre Punta Dúngeness (Santa Cruz) y Cabo Espíritu Santo (Tierra del Fuego) podemos decir que éste debería tener una extensión de alrededor de 43 kilómetros ya que esta es la distancia estimada entre ambos accidentes geográficos.
 
Entre las últimas obras maestras de la ingeniería a nivel mundial podemos citar el puente Oresund que comunica Dinamarca con Suecia. Son 16 kilómetros de viaducto que se extiende por el Mar Báltico y que demandó una década de construcción. Su estructura soporta una autopista de doble sentido y dos vías férreas. 
 
Hasta el momento, y salvando las diferencias con Europa, la única propuesta existente se remonta a la época del Gobernador Carlos Manfredotti. En aquel entonces se manejaba la posibilidad de una conexión directa entre Tierra del Fuego y el norte de nuestro país. La misma consistía en poner a disposición un trasbordador del tipo roll on – roll off que uniera, a través del Mar Argentino, Punta Dúngueness (en el extremo sur de Santa Cruz)y un punto a determinar en el norte de Tierra del Fuego.
 
La navegación preveía realizarse al este del límite internacional del estrecho. Este emprendimiento había sido considerado en el marco del Ferrocarril Transpatagónico, como producto de la Ley Pepe (aludiendo al diputado Lorenzo Pepe). En el  año 1996 se había constituido una comisión nacional para evaluar la moción que quedó en la nada. En aquel entonces el Gobierno fueguino se había interesado muchísimo en el proyecto hasta el punto de haber enviado representantes locales a la mencionada comisión. 
 
El problema de conectividad no es exclusivo de la Isla Grande sino de la Patagonia en general ya que a 11 años del siglo XXI no cuenta siquiera con una red ferroviaria desarrollada. Esto evidencia una vez más la ausencia de un proyecto de país y la brecha tecnológico científica que existe entre las potencias mundiales y la Argentina. 
 
PASO FRONTERIZO MONTE AYMOND, DESPUÉS DE LA BARCAZA
MAS PROPUESTAS DE PROYECTOS ...
 
H.Cámara de Diputados de la Nación
 
Proyecto de resolución
Expte. Nº4669-D-2007
 
Trámite parlamentario: 129 (20/09/2007)
Sumario: Solicitar al Poder Ejecutivo disponga reactivar el proyecto de construcción de una línea férrea en la región patagónica y la construcción del puente naval austral con sistema ‘Roll On-Roll Of’, que unirá la Isla grande de Tierra del Fuego con la Provincia de Santa Cruz.
Firmante: Gallo, Daniel Oscar.
Giro a Comisiones: Transportes
 
La Cámara de Diputados de la Nación RESUELVE:
 
Diríjase al Poder Ejecutivo Nacional para que, por intermedio de los organismos correspondientes:
 
1º.- Disponga de las medidas conducentes para la reactivación del proyecto de construcción de una línea férrea en la región patagónica, el cual se erige en base a la Ley 24.364, reglamentada por el decreto 1684/94.
 
2º.- Disponga de las medidas conducentes para la reactivación del proyecto que tiene como fin la construcción del puente naval austral con sistema roll on / roll off, el que unirá la Isla Grande de Tierra del Fuego con la provincia de Santa Cruz, dispuesto por la Ley 23.212.
 
Pero hasta el momento nada se hizo.
En el año 2007, el presidente de la Nación Néstor Kirchner, a través de su jefe de Gabinete de Ministros de Nación, Alberto Fernández, envió una nota al representante del Banco Interamericano de Desarrollo en Argentina, Daniel Olivera, con copia al gobernador de Tierra del Fuego, Hugo Cóccaro y a su par santacruceño, Carlos Sancho, en la cual el Gobierno Nacional  propicia las gestiones ante el banco  para obtener los 250 millones de dólares necesarios para la obra que implica a las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego, en el denominado Proyecto de Integración del Corredor Austral.
 
Autoridades del Gobierno de Tierra del Fuego recibieron con beneplácito este anuncio. El mecanismo jurídico administrativo utilizado para este fin es un dictamen del Ministerio de Economía y producción que propicia la continuidad del trámite para obtener los montos que se invertirán en semejante obra y que permitirá el paso por aguas argentinas, desde Tierra del Fuego al resto del continente, todo lo cual hasta el presente nada se hizo.
 
BUQUES "ROLL ON - ROLL OF" LA SOLUCIÓN A FALTA DE PUENTE
 
Características de navegabilidad en el Estrecho de Magallanes
 
Las dificultades de navegación del Estrecho de Magallanes se centran en sus fuertes vientos y corrientes en especial en la primera angostura o estrechamiento, que además corre en dirección noroeste, precisamente la del viento dominante en la zona. La corriente, en ocasiones, puede alcanzar los siete nudos. 
La corriente marina manifiesta sus efectos con mayor nitidez en las dos Angosturas y en el paso Inglés.
En la Primera Angostura es donde se hace sentir con mayor intensidad en todo el Estrecho, aquí va desde 2 nudos en períodos de baja intensidad, hasta 8 nudos en sicigias.
La máxima amplitud de mareas de todo el estrecho ocurre también en la Primera Angostura, Punta Delgada, donde en sicigias se puede observar hasta 8 metros de diferencia entre la plea y la bajamar. El rigor de estas condiciones se incrementaría en la zona de Mar Argentino.
 
ULTIMO PROYECTO DE LEY...
 
Proyecto  elaborado por los senadores María Rosa Díaz y José Carlos Martínez
Proyecto:  Implementar el Corredor Maritimo Austral
 
Expediente S-4428-10
 
Autores: Martínez, José – Díaz, María Rosa
 
Fecha: 23-2-11
 
 Comisiones: Infraestructura – Presupuesto y Hacienda
 
Características generales: El miércoles 30 de Marzo de 2011, el Senado de la Nación dió media sanción al proyecto de Corredor Marítimo Austral presentado por los Senadores fueguinos Martínez y Díaz, que lo que define como «política de Estado» la conexión por vía terrestre y marítima del territorio continental de la República Argentina con su territorio insular de la provincia de Tierra del Fuego mediante un Corredor Marítimo Austral.
 
 
Artículo 1°.- Defínese como política de estado la conexión vía terrestre y marítima del territorio continental de la República Argentina con su territorio insular de la provincia de Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur.-
 
Artículo 2°.- Dispónese la continuación de la Ruta Nacional N° 40, en el Territorio de la Provincia de Tierra del Fuego; y fíjase el mojón kilométrico 0 en la provincia mencionada.-
 
 
Artículo 3°.- El Poder Ejecutivo Nacional, a través de la Autoridad de Aplicación, realizará los estudios técnicos de viabilidad e impacto ambiental, a los efectos de determinar la traza de la ruta nacional 40 en la provincia de Tierra del Fuego; dicha vía comunicará -a su vez– a las dos grandes ciudades de la provincia: Río Grande y Ushuaia.-
 
 
Artículo 4°.- Los estudios previstos en el artículo anterior y los demás que disponga la reglamentación, se iniciarán en el plazo de treinta días de promulgada la presente ley y no se extenderán más allá del plazo de 180 días, fecha en la cual deberán estar disponibles los pliegos para la licitación de la obra a construirse.-
 
 
Artículo 5°.- Establécese la conexión entre la provincia de Santa Cruz y la provincia de Tierra del Fuego a través de buques porta rodantes, conocidos como “Roll-on o Roll-off”, utilizando a los efectos los Puertos de Punta Loyola (Santa Cruz) y San Sebastián (Tierra del Fuego).-
 
 
Artículo 6°.- Sin perjuicio de lo determinado en el artículo anterior, se encomienda a la Autoridad de Aplicación, el estudio técnico y de factibilidad económica para conectar por vía marítima a Punta Dungenes de Santa Cruz con Cabo Espíritu Santo de Tierra del Fuego.-
 
 
Artículo 7°.- Autorízase al Poder Ejecutivo a readecuar las partidas presupuestarias para cumplir con la presente ley.-
 
 
Artículo 8.- De forma.
 
 Lugar: Estrecho de Magallanes, corredor marítimo entre los puertos de Punta Loyola (Santa Cruz) y San Sebastián (Tierra del Fuego). Hay quienes proponen conectar una zona de playa ubicada entre Punta Dungenes y Cabo Vírgenes -en la provincia de Santa Cruz- con el Cabo Espíritu Santo -el extremo boreal del sector argentino de la Isla de Tierra del Fuego.
 
 Recursos necesarios:
- Aprobación del proyecto por el Congreso Nacional y ratificación por el Poder Ejecutivo Nacional.
- Estudio de factibilidad e impacto ambiental.
- Asignación de la partida presupuestaria en el presupuesto nacional por el PEN, para este proyecto.
- Construcción en Tierra del Fuego de la Ruta 40, conectandose con la Ruta Nacional Nro 3.
- Adquisición de dos buques porta rodantes (Ferry) como mínimo.
- Construcción de la infraestructura terrestre (zonas de embarque y desembarco) que permita el transito de vehículos de distintos portes, en todo tiempo y condición climatica, con conexión a la Ruta Nacional Nro 3.