esarzh-TWenfrdeiwitjaptrutr

¿Cuáles son los movimientos socialistas infiltrados en las protestas de EEUU?

Caso George Floyd. Estados Unidos en llamas, sede de la CNN.Cada día aumentan los muertos en EE.UU. producto de los choques con propietarios saqueados por los manifestantes y de enfrentamientos con la policía, también hay miembros de las fuerzas de seguridad activos y retirados abatidos.
En principio, las protestas luchan contra la violencia hacia la población negra. En la práctica, han sido las principales víctimas de la violencia desatada.
Surge entonces la inquietud respecto a si existen otros actores en los destrozos, no solo de fuera de las comunidades, sino incluso de grupos y gobiernos extranjeros, e incluso si se trata de la prolongación de las «brisas bolivarianas» que azotaron a Chile, Colombia y Ecuador en octubre del 2019.
En Miami, por ejemplo, instigadores a la violencia fueron detenidos y admitieron haber recibido dinero de cubanos y venezolanos, la inteligencia todavía investiga si existen vínculos con los respectivos regímenes autoritarios.
Incluso la alcaldesa de Chicago del partido demócrata, una mujer negra, asegura «No hay duda. Este fue un esfuerzo organizado». «Hubo claramente esfuerzos para subvertir el proceso pacífico y convertirlo en algo violento».

Antifa, autoproclamados antifascistas son Anarco-Comunistas

Una agrupación que se ha destacado es Antifa, autoproclamados antifascistas, vinculado al anarcocomunismo, por tanto acompañan su lucha con la destrucción y el saqueo de la propiedad privada, de la mano con el ataque a quien intente defender lo que es suyo.

Para comprender mejor las muestras presentes en las manifestaciones, Joseph Humire, director ejecutivo del Centro de Estudios para una Sociedad Libre y Segura, experto en seguridad global, especializado en la teoría de guerra asimétrica y amenazas transnacionales.

¿Es válido decir que las manifestaciones en EEUU son la continuidad del estallido social en Sudamérica en octubre?

No podría decir que es la continuidad, porque todavía no hay evidencias suficientes, pero claramente hay un simbolismo e ideología que comparten los grupos de choque acá en EEUU (como ANTIFA) con los movimientos socialistas que estaban involucrados en los grandes manifestaciones de Sudamérica en octubre 2019.

¿Qué simbología hay en las protestas y qué significa?

Hasta el momento, hemos visto símbolos como la Wenufoye que es la bandera de los Mapuches, un grupo indígena y separatista en Chile. Esta bandera de los Mapuches era un símbolo fuerte que se utilizó en las manifestaciones de Chile en octubre del 2019. Autoridades chilenas han investigado y varios medios han reportado del potencial nexo de los Mapuches con las FARC de Colombia y otros grupos bolivarianos de AméUna camioneta de la policía de Nueva York incendiada por protestantes (EFE)rica Latina.

También vimos la bandera de los Sandinistas de Nicaragua en las manifestaciones en Miami, que es el partido y movimiento del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murilllo, son responsables del asesinato de alrededor de 500 manifestantes en Nicaragua desde 2018.

Es una contradicción usar símbolos de manifestaciones violentas en Chile y represión en Nicaragua en lo que es mayormente una manifestación pacífica en EEUU por la muerte injusta de George Floyd.

¿Cual es el rol de Antifa en las protestas y qué paralelos tiene con otros países en la región?

Antifa es un grupo anarquista internacional, que trabaja más como una red que una estructura formal. Antifa aprovecha estas manifestaciones para buscar escalar la violencia al punto donde hay una deslegitimizacion de las instituciones del país.

Como una red internacional hemos visto la bandera y símbolos de Antifa en las manifestaciones de Chile y Colombia en 2019. También se ha visto sus símbolos en varias acciones violentas en Europa. Algunos miembros de Antifa viajaron a Siria en 2014 para pelear contra ISIS (junto al YPG de origen comunista).

Antifa tiene una mezcla de ideologías de izquierda, pero últimamente se han hecho alianzas con movimientos anti-capitalistas a nivel mundial y por eso es posible que tienen una conexión mayor con la red Bolivariana en America Latina.

¿Quién se beneficia de este caos?

Si Antifa y los otros grupos de choque continúan agravando las manifestaciones en EEUU y la convierten en hechos más violentos, podrían llegar a cumplir su propósito de debilitar la economía del país (más de lo que ya está por la pandemia). Esto beneficia principalmente a todos los enemigos de EEUU, pero más que todo a los regímenes anti-americanos como Venezuela, Rusia, Irán y China.

Como ciudadano de EE.UU., ¿qué le produce ver al país sufrir procesos similares que en América Latina, augura un cambio político?

Me preocupa que redes anti-americanas de Latinoamérica estén operando en mi país y más que todo uniéndose con grupos radicales estadounidenses como Antifa. Pero tengo optimismo que el estado de derecho y libertad individual en Estados Unidos van a prevalecer.

Para Antifa «la destrucción de la propiedad privada no equivale a violencia»

«La destrucción de la propiedad privada no equivale a violencia», dijo Scott Crow, que fue organizador de Antifa por 30 años, en entrevista con CNN.
Desde la asunción a la presidencia de Donald Trump, Antifa se ha potenciado, convencida entre sus filas de estar luchando contra el fascismo. Pese a que por definición, dicho por el propio Mussolini, el ideario del fascismo es «todo en el Estado y nada contra él», como tal era fanático de los impuestos progresivos para mantener a flote su corporativismo que buscaba agrandar bajo el anhelo que desplomar el capitalismo haría que se refugie en manos del Estado.

Lo opuesto a la presidencia de Donald Trump que se ha caracterizado por reducir al Estado, comenzando por una reforma histórica de impuestos que ha beneficiado sobre todo a la comunidad negra por el mayor crecimiento de empleo en más de medio siglo.

Dicha reforma también convirtió a los barrios más pobres del país en zonas francas para inversores, lo cual mejoró la infraestructura (de viviendas y negocios) y creó aún más fuentes de empleo, sobre todo en el rubro de la construcción.

Los «antifa» son moralmente equivalentes a los neonazis

Su caso más famoso fue en 2017, cuando miembros de este grupo fueron a Charlottesville, Virginia, para supuestamente condenar el racismo buscando remover estatuas de personajes de la Guerra Civil de EE.UU., como el general Robert E. Lee y se enfrentaron a los grupos que defendieron el «legado histórico», entre ellos grupos de supremacistas blancos. El presidente Trump respondió frente a los incidentes que ambos grupos eran igualmente reprochables y fue duramente criticado por ello.

El profesor de la Universidad de Dartmouth, Mark Bray, a su vez autor de El Manual Anti-fascista, defendió las tácticas violentas de esta agrupación en un artículo para The Washington Post: «Sus partidarios son predominantemente comunistas, socialistas y anarquistas» que creen que la violencia física es «éticamente justificable y estratégicamente eficaz».