esarzh-TWenfrdeiwitjaptrutr

Moody's mejora la perspectiva de la Argentina

macrimodLa agencia de riesgo pasó de "estable" a "positiva" su visión sobre el país; para mejorar la nota espera ver la evolución del rojo fiscal en el transcurso del año.
Solucionado el default, la Argentina tiene un largo camino por recorrer para ser considerada en el mundo un deudor confiable, como sucede con otros países de la región, como Chile o Perú. No obstante, ayer dio un pequeño paso más en ese sentido, luego de que la calificadora de riesgo Moody's informara que cambió la perspectiva de la calificación de la Argentina desde "estable" a "positiva".
En otras palabras, la agencia de riesgo norteamericana mejoró levemente su visión sobre el país, aunque todavía no tomó la decisión más importante, al menos en términos de impacto para el mercado de bonos, que sería elevar definitivamente la nota. Para ello, explicó a LA NACION Gabriel Torres, vicepresidente de Moody's, habrá que esperar al menos hasta fin de año. "Lo que estamos diciendo es que estamos actuando hoy con una perspectiva positiva. Nomalmente las perspectivas tienen una visión de 12 o 18 meses, pero no significa que tomemos una decisión en ese plazo. No puedo decir cuándo vamos a actuar exactamente, pero para septiembre u octubre o noviembre ya vamos a tener más datos para evalularlo".

Según informó en un comunicado, la mejora en la perspectiva se sustenta en que, "en los últimos catorce meses se establecieron una serie de políticas que han sentado las bases para futuras mejoras de la fortaleza económica y fiscal de la Argentina, y para una reducción de su exposición a shocks". La perspectiva positiva "refleja una mayor probabilidad de que esas políticas, y las mejoras en la fortaleza institucional que reflejan, sean sostenidas e impulsen mejoras duraderas en el perfil crediticio" del país.

"Creemos que la economía va a mejorar gracias a las políticas del Gobierno, que ahora va a tener oportunidad de bajar el déficit, que es lo que menos se ha tocado. Ese es el próximo gran paso", dijo Torres, quien admitió que para la calificadora "la principal duda pasa por el tema fiscal". "Estamos esperando que en 2018 el déficit sea un punto menos que en 2017, que no es gran cosa", detalló.

En el Ministerio de Finanzas, que depende de una mejora en la calificación del país para poder seguir reduciendo el costo del endeudamiento argentino, celebaron de todas formas la decisión de Moody's. "Es muy buena noticia", dijo a LA NACION Pablo Quirno, jefe de Gabinete del Ministerio de Finanzas. "Abre las puertas para que haya en algún momento una mejora en la calificación de deuda del país", aventuró.

Aun si a fines de año Moody's elevara la nota del país, todavía le faltaría a la Argentina un largo camino por recorrer para emular a países como Chile. Y es que de 21 escalones que contempla el esquema de calificación de Moody's, el país está ubicado en el escalón 16°. Chile, en el cuarto.
Los analistas de mercado, por su parte, no creen que la novedad vaya a tener por ahora un impacto considerable sobre el precio de los títulos argentinos. "La mejora en la perspectiva o incluso de la nota por parte de una calificadora siempre es positivo -dijo Ezequiel Zambaglione, jefe de Estrategia y Research de Puente-. Pero, en general, los cambios en perspectivas o subas de notas llegan después de la suba en los precios de los bancos; los inversores se anticipan a las calificadoras de riesgo".

Fuente: LaNacion.com